Ultimate Xtreme Fighting
Inicia sesión en la mejor liga de lucha virtual de foroactivo.

Welcome To My World

Ir abajo

Welcome To My World

Mensaje por Kuja el Miér Nov 30, 2016 1:28 am

11:20 PM. Afueras de la casa del UXF World Heavyweight Champion, Slade Wilson.

Auto negro de cuatro puertas, vidrios polarizados. Dos hombres están platicando dentro del vehículo, uno de ellos tiene un aparato de geolocalizacion.
 
- Estas seguro que es aquí?
- -Revisando el aparato- Seguro, la transmisión procedía de aquí, es esa casa blanca de en frente.
- No sientes que debimos de comprobarlo antes de venir?
- Lo comprobaremos cuando toques la puerta.
 
Ambos hombres guardan silencio, uno enciende un cigarrillo y baja la ventana para sacar el humo. Las luces de la casa blanca aún están encendidas, esperan que se apaguen en cualquier momento.

11:20 PM. Interior de la casa de Slade Wilson.

¿La ciudad? ¿La dirección? Todo esto no era relevante en este momento, eran exactamente las 11:20 de la noche, el campeón de UXF, Slade Wilson, se encontraba en su casa; una casa grande y solitaria, como la que sólo un hombre como El Último Regalo de Dios tendría.
Se encontraba en la sala de su casa, ¿qué estaba haciendo? Algo clásico para él, gritar como loco mientras juega con unos amigos FIFA 17 online. Los insultos, gritos y blasfemias ya son algo común en las noches del Mejor Hombre que ha Pisado la Tierra, podía haber un incendio o un terremoto y él ni siquiera se daría cuenta.
Finalmente decidió despedirse de sus colegas y apagó la consola, la televisión, algunas luces tanto de la cocina como de la sala y tomó la decisión de subir a descansar un poco a su habitación.
Subió las escaleras a el segundo piso, entró en su habitación y rápidamente se quitó la ropa, quedando completamente desnudo. Caminó hacía su celular y puso un poco de música. Tomo un pants y se recostó a leer una serie de tweets, como cada noche antes de dormir lo hacía. Aunque de la nada algo cambió en el ambiente, Slade sintió escalofríos al momento en que seguía en su celular leyendo tontería tras tontería, su reacción natural fue tomar la cobija con la que duerme y entrar un poco en calor.
 
11:30 PM. Afueras de la casa.
Han pasado 10 minutos en que los hombres a penas y han hablado. Finalmente, el del cigarrillo lo arroja por la ventana y decide que es el momento de actuar. La luz de lo que posiblemente sea la sala, se ha apagado apenas hace 3 minutos, no hay más tiempo que perder.
 
Ambos sujetos bajan del vehículo, uno de ellos lleva una bolsa en la mano, con forma de mascara como la del Espantapájaros, que se amarra con lazo justo a la altura del cuello. Se acercan lentamente a la casa blanca, mirando a ambos lados, asegurándose de que no venga nadie o no haya nadie observando. La zona es residencial para las personas con el suficiente dinero para pagarla, así que la calle está completamente vacía. Las casas alrededor, todas con luces apagadas, algunas directamente deshabitadas pues no ha llegado quien pague lo suficiente por ellas.
 
Los dos hombres, totalmente vestidos de negro, con guantes en las manos llegan finalmente a la puerta, se colocan cada quien de un lado y tocan el timbre. El ambiente dentro de la casa es sepulcral. Repiten el toquido del timbre y finalmente, golpean la puerta levemente.  Tras varios segundos, se enciende una lámpara en el piso superior, la luz apenas es visible, pero la oscuridad de la noche permite saberlo. Vuelve a sonar el timbre, se vuelve a golpear la puerta.

11:30 PM. Dentro de la casa.

Slade dejó caer el celular en la cama y levantó la mirada hacía la puerta de su habitación, ¿qué había pasado? Parecía que escuchó el timbre y un par de golpes en su puerta, sabía lo que había escuchado, pero hasta cierto punto su cerebro se estaba negando a aceptarlo.
Tomó su celular, vio que eran las 11:30 de la noche, muchos pensamientos pasaban por su cabeza de qué o quién podría tratarse, ideas locas; más que nada.
 
“¿A quién mierdas se le ocurre venir a esta hora? Debe de ser una clase de estúpida broma. Cabrón, por algo no soy fan de esas estupideces. Así cómo terminó el partido de FIFA, debe de ser Richard”.
 
En ese momento decidió levantarse e ir a ver qué estaba pasando o quién requería la presencia de El Elegido, bajó lo más lento que pudo por las escaleras, aunque no le interesaba en sí atender a nadie a esa hora. Bajaba despacio, disfrutando la sensación de sus pies descalzos pisar la fría madera que formaba parte del suelo de su casa, Slade pensaba en todo tipo de cosas al caminar.

“Estúpido Red SkuLL, esto tiene toda la pinta de que es un maldito “fanático” que tiene ganas de joder un rato. el vejete ese prometió que nadie sabría donde vivo; ni siquiera el vecindario. Las pendejadas que tengo que aguantar para que ese viejo no esté en contra mía. Puta madre, sí es un niño rata o algo así, de verdad le daré un buen golpe entre ceja y oreja”.

11:31 PM
 
Saben que su víctima está adentro, esperan que sea el campeón debido a que rastrearon la IP de la transmisión que llevo a cabo en vivo en UXF Network. Vuelve a sonar el timbre, se vuelve a golpear la puerta. Finalmente, se oyen unos pasos desde el interior de la casa, quien sea que este adentro, está bajando las escaleras, que quedan exactamente de frente a la puerta. Vuelve a sonar el timbre, se vuelve a golpear la puerta.
 
- Quien es? –Se escucha preguntar una voz que viene de adentro-.
 
El hombre de la derecha le sonríe al de la izquierda, identificaron la voz. Es él.
 
Saben que Slade será precavido, pero ellos solo necesitan que abra la puerta un segundo. También saben que es un hombre confiado por naturaleza, confiado de él mismo y de sus habilidades, no necesitaran mucho. Vuelve a sonar el timbre, se vuelve a golpear la puerta.
 
- Quien mierdas es?! –Repite la voz, un poco más nerviosa de no obtener respuesta en su primer intento-.
 
El hombre de la derecha le hace una señal al de la izquierda, que prepare la bolsa. Mientras él se arrodilla y se tira al suelo, comienza a toser fuertemente y a golpear la puerta levemente en la parte inferior, para que Slade sepa que quien está afuera toca casi el piso.
 
- Señor… Por favor –Tose fuertemente intentando taparse la boca con la mano- Necesito su ayuda… Tuve un accidente a unos metros de aquí… Vi las luces de su casa prendidas… Por favor…
 
Slade se molesta, sabe que el hombre está fingiendo, un par de veces alguien lo ha reconocido estando por la zona y le han tocado la puerta con múltiples excusas con tal de pedirle una foto o un autógrafo. Eso lo enoja pero sabe que es el precio de la fama, lo que no soporta es que alguien venga a molestarlo a las 11:30 de la noche, justo cuando lo que más desea es dormir. Lo peor, sabe que el idiota que está detrás no dejara de molestarlo hasta que le abra la maldita puerta y le diga sus verdades para que se largue por donde vino. 

Finalmente, el portador del UXF World Heavyweight Championship llegó a la puerta, le quitó el seguro a esta y con suma lentitud la fue abriendo poco a poco.

- Escucha hijo de puta intento dor… -Se interrumpe a sí mismo, no ve a nadie en frente de él. Entonces por instinto baja la mirada, hay un hombre de rodillas, con el pelo largo cubriéndole la cara que lo mira hacia arriba. Por un instante no lo reconoce, pero la leve luz del pórtico finalmente se lo permite. Las facciones del rostro del campeón denotaban seriedad, pero de la nada simplemente cambiaron, ¿qué era? ¿Miedo? ¿Pavor? Ni idea- Sephiroth? Que mierda…
- Hola Champ –Contesta Sephiroth de rodillas y sin dejarlo terminar la frase le da un tremendo golpe de foul-.
 
Wilson se dobla por la mitad y es en ese instante cuando un acechante y expectante Cloud sale del lado derecho del campeón, colocándole la bolsa en la cabeza, apretando con fuerza el nudo al cuello, sin darle tiempo siquiera de gritar. Sephiroth se pone de pie rápidamente, aprovecha que Slade está doblado por el golpe y se lo echa en los hombros de un movimiento, comienza a correr hacia el auto, mientras Cloud entra veloz a la casa de Wilson, apaga las luces del piso superior, baja  y cierra la puerta detrás de él.
 
Corre detrás de su hermano mirando a todos lados, asegurándose de que nadie está viendo nada y las luces de afuera sigan apagadas, para su fortuna, así es. Sephiroth arroja al Campeón en el asiento trasero y sale para dirigirse al lugar del conductor. Cloud detiene la carrera y se sube atrás junto con Wilson, sometiéndolo con sus piernas mientras le amarra las manos detrás de la espalda, evitando que este pueda hacer cualquier cosa. Slade, que aún no se recupera del golpe, sigue intentando decir algo pero la bolsa está demasiado amarrada a su cuello y le impide articular palabras que los demás puedan entender. Seph arranca el carro y salen de ahí.
 
Comienza a conducir con una dirección fija en su mente, sin dudar un segundo. Sabe que el camino será largo, pero también sabe que Slade no se les escapara de ninguna forma. Tienen una misión… Es el momento de cumplirla. Cloud mientras tanto, atrás no ha dejado de hablarle a Slade en todo momento, repitiéndole una y otra vez que no tiene a donde escapar y que no se preocupe, que no le harán daño, que solo lo llevaran a dar una vuelta, y que si deja de patalear y forcejear, le aflojaran la bolsa de la cabeza para que pueda hablar, antes de que se asfixie. Sephiroth lo mira por el retrovisor, sonriendo.
 
11:45 PM. Están a medio camino de su destino.
 
Parece que Slade por fin ha decidido dejar de forcejear, Cloud es claro.
 
- Si te suelto, no gritaras verdad? Sabes que somos dos contra ti y tranquilo, ya casi terminamos nuestra vuelta. Te dejaremos en CASA. –La palabra sonó extraña, pero a Slade parece no importarle o tal vez no lo entendió, simplemente asiente-.
- Bien, te aflojare ahora la bolsa, juro que si gritas abriré la puerta y te lanzare del carro.
 
Cloud afloja la presión al cuello de Slade, este lo primero que hace es tomar aire fuertemente y toser un poco. El Mortarca le suelta la presión del cuerpo, le permite sentarse en el asiento.
 
- Pero qué demonios están haciendo? Saben lo que esto significa? Están locos!
- Si, lo estamos –Contesta Sephiroth mirándolo de reojo por el retrovisor-.
- Hare que los despidan hijos de puta! Malditos dementes regrésenme a mi casa!
- Te llevaremos a CASA. Tranquilo, ya casi llegamos.
- Le contare a SkuLL lo que me hicieron! Pero que putas les sucede?! –Suena desesperado, molesto, al punto de una explosión de emociones-.
- Tú no le contaras nada. Así que por que no te callas y dejas de amenazar? Que no estás en posición de hacer nada.
 
Slade guarda silencio un momento, pensando… Solamente pensando. Los Mortarcas deciden que han respondido suficiente, Sephiroth se concentra en el camino y Cloud no pierde de vista un solo segundo a su víctima.
 
12:00 PM. Se acercan al final del camino.
 
Están por llegar a CASA y Slade no ha dejado de preguntar dónde está y a donde lo llevan durante varios minutos, sabe que no lo dejaran en su casa, que esto no es un susto nada más, hace más de 5 minutos que el carro entro en un terreno de terracería, lo sabe por los saltos provocados por las piedras de la “carretera”. The Mortarchs solo contestan pidiéndole que guarde silencio, que ya casi llegan. Sin embargo eso no detiene la desesperación de Slade, que amarrado siente impotencia por su situación. Es el UXF World Heavyweight Champion, es The Best Man Who Ever Walk On The Earth, no pueden estar haciéndole eso! No a él! Tratándolo como si fuera un mortal cualquiera! De repente, siente frió y recuerda. Salió solo en pants, esta descalzo, no tiene playera, no pensaba tardar más de 1 minuto con quien hubiera tocado su puerta antes de mandarlo lejos de ahí y cerrársela en la cara… Cloud acaba de abrir la ventanilla del vehículo aprovechando que este ha bajado la marcha y ya no hay riesgo de que entre el polvo del camino de tierra. Se está encendiendo un cigarro, puede oler el humo del tabaco.
 
- Quieres un cigarro Slade? –Le ofrece Cloud-.
- -Guarda silencio varios segundos antes de contestar con resignación- En esta situación seria capaz de aceptarlo.
- Pues toma--- Aaahhhh, pero tendría que quitarte la bolsa y no quiero arruinar la sorpresa. Mejor aguántate un rato.
- Eres un imbécil –Le dice Sephiroth a tono de broma al volante-.
- Si, lo es –Contesta Slade intentando desahogar su frustración de un modo-.
Cloud se limita a echar a reír.
- Deberías dejar de fumar. –Habla Seph contundente-.
- Todos deberíamos hacer muchas cosas hermano, deberíamos dejar de secuestrar personas, deberíamos dejar de fumar, deberíamos dejar de ver videos de-
- Ya ya! Cállate –Lo interrumpe a media frase- Haz lo que quieras.

Cloud vuelve a reír. La conversación de los hermanos es desatendida y casual, demostrando que lo que están haciendo, les da prácticamente igual, no tienen porque estar callados con toques serios como matones de barrio, no son eso.
 
12:05 PM. Han llegado a CASA.
 
El vehículo baja la velocidad, se mueve a penas mientras Sephiroth busca un lugar para estacionarse.
 
- Listo campeón, llegamos a CASA. Es hora de que bajes de ahí.
- Donde estamos? Dime!
- Ya te lo dije, en CASA. Así que cállate, ya lo descubrirás.
- Me van a soltar?
- Si, así que no te muevas o te cortare las manos –Dice en un tono bastante serio, pero Wilson se convence a si mismo de que era una broma-.
 
Se escuchan las puertas abrirse y cerrarse, Cloud y Sephiroth se acercan a Slade, bajándolo del auto aun con la bolsa en la cabeza y las manos amarradas. Este, descalzo puede sentir el piso de tierra en sus pies, terrible comparado con el de su piso de madera, el polvo en el aire, un aire muy pesado. Apesta a caucho quemado, metales siendo quemados, a alcohol, cigarro, a lodo, a mierda… Si, el aire es espantoso. Va medio desnudo y siente el frio en su piel que aún no se acostumbra al ambiente.
 
Sephiroth se va, mientras Cloud con un cuchillo le rompe las sogas que sostenían sus manos. Sin quitarle la bolsa, le sostiene las manos por los hombros, se acerca a su oído y le murmura algo:
 
- Bienvenido a Nuestro Mundo, Champ.

Le da una palmada en la espalda y se va… Dejándolo solo en aquel lugar… Slade, tarda varios segundos por alguna extraña razón, pero finalmente se quita la bosa de la cabeza… No puede creer lo que ve a su alrededor.
avatar
Kuja
UXF
UXF

Mensajes : 3206
Reputación : 158
Fecha de inscripción : 30/07/2016
Edad : 28
Localización : El Tartaro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome To My World

Mensaje por Slade Wilson el Jue Dic 01, 2016 12:53 am

La reacción de Slade es hasta cierto punto tonta. Sí, rápidamente quedó prácticamente pasmado al darse cuenta en la clase de lugar en la que se encontraba, pero, ¿qué fue lo primero que pasó por la mente del campeón? Sí, claro, una serie de quejas, la molestia de estar descalzo y sin playera en un lugar de esa índole, el hecho de lo que le habían hecho 2/3 de The Mortarchs y hasta eso, ese cigarro que Cloud le había negado en ese momento era como algo vital para él.
Pero ante todo esto, parecía que Slade no captaba, que estaba aún más cegado que lo que la máscara le estaba provocando y es que cuando se la quitó, todo fue diferente. 
Tendría sentido decir que con una vista obsoleta por la máscara sus sentidos se agudizarían más, pero era tanto su despiste que tuvo que ver con sus propios ojos para finalmente oler y sentir, si es que eso tiene tan siquiera un poco de sentido.
El lugar en el que estaba no era fácil de describir, más sí posible, era… Una combinación de violencia y extremo descuido. Apenas Slade estaba recorriendo el lugar con su mirada un tipo se acercó a él y vomitó frente a sus pies, provocando que el campeón diese una serie de pasos hacia atrás para huir de horrible sustancia.

El olor, las escenas y el ambiente eran demasiado para Slade, este parecía sumamente impactado por todo lo que estaba atestiguando. Dio un par de pasos más hacia atrás y su cuerpo no pudo más, así que terminó cediendo ante esas horribles ganas de devolver prácticamente todo el estómago y terminó vomitando mientras se hincaba un poco. El golpe de Sephiroth y todo lo que estaba en ese lugar terminaron por detonar el estómago del UXF Champion.
No tuvo más opción que limpiarse los labios más que con su propio brazo, después limpiando este con su pants. Las ideas fluían de manera poco común por la cabeza de El Mejor Hombre que ha Caminado por la Tierra.
 
“Putas trillizas, yo mismo me cobraré esta… Bueno, le diré a Red SkuLL que haga algo. ¿Qué mierda haré? Puta madre. ¿Qué es eso? ¿ACASO ES UN PUTO VAGABUNDO DESNUDO? ¡MIERDA! Esta me la pagan”.
 
Comenzó a caminar por este lugar, sus pasos eran sumamente cuidadosos por el hecho de que estaba descalzo y no quería pisar algún vidrio o algo por el estilo. Observaba cada auto que se encontraba ahí, había de todo tipo. Se veían autos desde los más modernos y caros hasta los que seguían andando sólo por obra del espíritu santo. Los gritos, sí, había muchos gritos, pero no eran gritos de dolor o de socorro; eran gritos de gente molesta, de gente que exigía y demandaba tanto resultados como respuestas, así que Slade se guio por todo esto para continuar su camino, seguiría las voces.
El frío comenzó a ser un inconveniente para el UXF Champion así que decidió acercarse a lo que era un bote de basura que estaba en llamas, repugnante era para él por el hecho de que el humo que el fuego emanaba era sumamente asqueroso, la combinación de basura, mierda y demás hicieron que las náuseas volvieran a Slade, pero este puedo contenerse esta vez y se mantuvo ahí parado, simplemente calentándose por unos segundos, sí, pocos segundos porque de la nada un vagabundo se acercó a Slade y comenzó a hablarle, así que sin más Slade se alejó y continuo por el camino que las voces de la gente le estaban indicando.
Por el camino seguía topándose con diferentes personas, en su mayoría vagabundos y una que otra prostituta que se acercaba al campeón para ofrecerle sur servicios, una que otra hasta de manera gratuita por el portento físico que el Último Regalo de Dios tiene. Una de esas mujeres reconoció al campeón y se suscitó una conversación curiosa.
 
Hi, handsome.  ¿No quieres pasar un buen rato? Te prometo que… Espera. Mi hijo es fan tuyo, tú… Tú eres ese tal Slade Wilson, sí. Mi pequeño tiene un par de playeras tuyas. ¿Qué hace un hombre como tú en este lugar?
 
Lo mismo me pregunto yo, eh. Unos idiotas me trajeron a aquí. Pero dime, ¿qué sucede aquí? ¿QUÉ MIERDA PASA AQUÍ?
 
Oh, ¿no sabes? Ay, chico. Acá entre nos, no puedo decirte qué cosas pasan en este lugar, así que tendrás que descubrirlas por tus propios medios, que no eres el primero de esa empresa UXF por aquí, mucha suerte.
 
Espera, mierda. No te vayas. ¿Qué dijiste?
 
No, lo siento, tengo que seguir trabajando, cuídate. Adiós. Sí, de verdad cuídate.
 
Slade no entendía en sí a qué se había referido la mujer, pensaba hasta cierto punto que se refería tanto a Cloud como a Sephiroth y tal vez hasta de Kuja, que hasta cierto punto era al único de The Mortarchs que aún no veía. La mujer ya se había retirado, siguió su camino lo más rápido que puedo aún con el lodo y los tacones que portaba. Slade suspiró, la desesperación era grande en él, pero aún escuchaba la gente gritar, pelear y alegar a unos cincuenta metros de distancia o más, el camino parecía eterno por las condiciones en las que se encontraba Slade.
Cuando más tranquilo parecía el ambiente un carro llegó a toda velocidad, más bien una camioneta, de ella se bajaron unos tipos armados y se llevaron a un sujeto que vestía de traje. Slade corrió en la dirección opuesta y se escondió detrás de un auto, sin duda esta gente no estaba interesada en que la mayoría los hubiesen visto.
El ambiente era tenso pero el campeón trataba de mantener la calma mientras caminaba.
 
“Tranquilo, tranquilo… Puedes con esto, debes de poder con esto. Tienes que salir de aquí, tienes que encontrar respuestas. Camina con calma, no hagas contacto visual con nadie y simplemente esto acabará más rápido”.
 
Los pasos de Slade eran largos pero cuidadosos, no quería meterse con nadie y es que más de uno le estaba poniendo mala cara.
 
No sabes ni dónde estás, niño.
 
Red SkuLL no podrá sacarte de aquí.
 
Una vez que entras no sales.
 
Todos te conocemos.
 
No saldrás de aquí.
 
Slade aparentaba que no escuchaba nada, bueno; eso creía, pero sin duda era notorio el miedo y el nerviosismo en su rostro y hasta en su manera de caminar, pero finalmente se encontraba detrás de un grupo grande de personas y se abrió pasó entre estas, simplemente para ver algo por lo que no estaba listo. 
avatar
Slade Wilson

Mensajes : 1743
Reputación : 70
Fecha de inscripción : 30/07/2016
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome To My World

Mensaje por Kuja el Vie Dic 02, 2016 3:16 pm

Slade caminaba lento, sintiendo las miradas de los demás posadas sobre él, sin embargo, a pesar de eso, a pesar del sentimiento de auto conservación digno en cualquier ser humano, su curiosidad era aún mayor. Quería saber de donde provenían los gritos, cuál era la razón de tanto barullo, a que se debían tantas blasfemias. Había un montón de gente gritando, formando un círculo. Slade, poco a poco y casi con temor, se fue abriendo paso entre las personas, estas, al girarse y reconocerlo, en lugar de insultarlo por querer ponerse al frente, se hacían a un lado, dejándolo pasar, sabiendo que su lugar tenía que ser la primera fila, él más que nadie debía ver el espectáculo que estaba comenzando. Así, con frio, semidesnudo, con los pies llenos de tierra, lodo y no se sabe cuanta más mierda, avanzo, hasta que finalmente llego a la razón de todo el escándalo. No estaba listo para presenciar lo que estaba por presenciar.
 
Las personas a su alrededor formaban un circulo de cerca de 3 metros de diámetro, para alentar, difamar e insultar gritando a dos tipos que estaban caminando en medio, midiéndose. El tipo que quedaba frente a Slade, era un afroamericano que vestía un short holgado de pelea estilo MMA, cerca de 2 metros de alto, rapado, con una musculatura prominente y bien marcada, se veía que el tipo se metía esteroides para mantener semejante cuerpo, sin embargo, no había duda de su fuerza, media a su rival y lo alentaba a soltar el primer golpe. En frente de él y dándole la espalda a Slade, se encontraba un sujeto de tés blanca, que solo llevaba un bóxer de lucha corto, cuerpo bien trabajado pero ni de cerca equiparable al del negro que tenía frente a si, pelo corto de color negro, 180 cm de alto… Y vaya si esos 20 de diferencia se notaban demasiado. Slade por un segundo no tenía ni idea de quién era el loco que al parecer se enfrentaría a semejante monstruo, hasta que vio un detalle que lo delataba… El de tez blanca tenía dos gigantescas Alas Negras tatuadas en la espalda. “Kuja? Que mierdas estás haciendo?” Pensó Slade, en una mezcla de sorpresa y preocupación extraña pero muy natural, en quien sería su rival. El Ángel Negro llevaba además unas vendas que rodeaban sus manos y una gigantesca venda que cubría todo su muslo derecho. Esa pequeña muestra de debilidad lo hacía cojear un poco mientras giraba en torno a su rival que seguía alentándolo a soltar el primer golpe.
 
Slade no sabía en su sorpresa, que demonios hacia Kuja en un lugar así? Peor, que demonios pensaba al enfrentarse solo con las manos a semejante monstruo? Peor aún, dañado y cojeando como se le veía.
 
Ambos peleadores le daban un par de vueltas al asunto, hasta que finalmente se decidieron. El afroamericano, harto de no recibir el golpe que tanto esperaba, decidió pasar a la ofensiva. Kuja seguía dando vueltas a su alrededor a trompicones mientras un sujeto desarreglado y con la cara sucia le recordaba cómo se había follado a su madre anoche. El alto, no era tonto, vio rápidamente la debilidad de su rival e intento sacarle provecho, atacaba con patadas frontales y laterales, buscando el muslo derecho de Kuja, que con agilidad evitaba el golpe o la patada en el último momento, siempre con un pequeño salto hacia un lado o con un giro de cadera que alejaba el impacto. El negro no cesaba en su intento, así que Kuja decidió contraatacar, evito una patada frontal moviéndose hacia un lado, topo impulso e conecto un Super Man Punch a la mejilla de su oponente, este solo hizo movió la cabeza, había dolido, pero no tanto. El Mortarca lo volvió a buscar con una combinación de derecha e izquierda, su rival se dejó golpear sin meter las manos, mostrando que los golpes no le afectaban. La gente gritaba, insultaba y agitaba papeles demostrando que tenían apuestas en esa lucha, Slade Wilson miraba solo con sorpresa. Kuja sabía que no podía envalentonarse, ya había luchado contra rivales así, sin embargo la falta de respuesta en sus golpes que demostraba el otro le hacían enojar un poco, decidió volver a atacar con un volado de derecha y encontró su error. El negro era grande y tosco, pero no era lento ni carente de reflejos, con un movimiento le tomo su brazo aprisionándolo bajo su axila, Kuja le miro con sorpresa cuando lo atrajo hacia él, antes de recibir un cabezazo que le revolvió las ideas. Intento no tocarse la cabeza y distraerse, pero no tuvo tiempo, antes de cualquier siquiera pensar en un contraataque un derechazo en la mandíbula le giro la cabeza y lo hubiera mandado a comer tierra si no hubiera alcanzado a meter las manos y quedar de rodillas.
 
Los lunáticos del círculo comenzaron a gritar, desde vagabundos hasta tipos con trajes de 5000 mil dólares y mocasines sucios de 1000, no importaba la clase social, todos estaban al unísono reclamando más violencia a esos dos imbéciles que se mataban para su diversión. Y era una pelea callejera, no había ninguna regla, el afroamericano dio una patada al abdomen de Kuja justo en la posición en que estaba, levantándolo unos centímetros en el aire y sofocándolo. Nuevamente alcanzo a meter las manos para no comer tierra, pero una se le doblo mientras empezaba a tener arcadas. Su oponente no iba con juegos ni a perder tiempo, tomo a Kuja del cabello obligándolo a ponerse de pie y lo arrojo contra la gente que lo recibió solo para empujarlo de regreso al círculo.
 
El empujón de regreso lo hizo dudar un poco de su pierna derecha, momento aprovechado por su rival, quien lo recibió de un tremendo jab de derecha directo a la ceja, que al recibir sendo impacto a mano desnuda no tardo en partirse a la mitad y comenzar a sangrar. El Ángel De La Muerte saboreo su propia sangre rápidamente, pero no estaba ahí por ser malo, así que antes de recibir el mismo golpe del lado izquierdo, se movió hacia su derecha por instinto, soltando rápidamente tres golpes combinados a la zona media de su oponente, este se dobló un poco, pero reacciono con velocidad, conectando una patada frontal a la pierna derecha del Mortarca que no puedo evitar quedarse en una rodilla, intento incorporarse, pero lo hizo solo para recibir un par de ganchos al hígado que le hicieron soltar un grito ahogado. Aprovecho antes que el afroamericano tomara distancia, para soltar un golpe desesperado de izquierda a su rostro, conecto a penas cerca del ojo, pero hizo un poco de mella en los ánimos de su oponente.
 
Ambos se alejaron de su rival un poco, tomando aire cerca de 15 segundos, antes de volver a un intercambio que no convenía para nada a Kuja. El público con cada golpe gritaba y blasfemaba, escupían al suelo y exigían más y más sangre. El UXF World Heavyweight Champion miraba atónito, casi sin creerse todo lo que estaba pasando frente a sus ojos, su rival en Hardcology intercambiaba golpes como un completo demente con un tipo evidentemente más fuerte y resistente, casi sentía admiración por el modo en que no se amedrentaba y si daba un paso atrás, era solo para tomar impulso y buscar conectar al hombre de raza negra.
 
Tras el intercambio, las cosas se torcieron para The Mortarch, tenía ya ambas cejas partidas y un corte en la frente producto de una herida que no se terminaba de curar, mientras que su rival no sangraba, aunque si tenía ya un ojo casi cerrado y un par de partes hinchadas en el rostro, que comenzaban a cambiar de color. Y es que mientras el afroamericano se centraba en dar combinaciones al abdomen y la cara, Kuja en una locura evidente siempre soltaba el mismo golpe de izquierda, una y otra vez, hasta que logro cerrar el ojo de su oponente, lo que parecía ser su objetivo, aunque a un precio demasiado alto.
 
La pelea era un baño de sangre para un solo lado, El Ángel Oscuro tenía el rostro bañado en sangre, su pecho y abdomen comenzaban con la misma tonalidad a causa del líquido que caía sobre ellos, mientras que el piso de tierra también hacia un par de charcos pequeños. 5 minutos de pelea habían sido más que suficientes para causar semejantes estragos, 5 minutos que se habían alargado como 5 horas. Los espectadores? Todos eran gritos, todos eran júbilo, todos eran insultos… Excepto una persona. Slade Wilson, presenciando el show en primera fila, era el único de todos los presentes que no había dicho absolutamente nada durante esos 5 minutos que había durado el combate. Permanecía callado, pensando no se sabe qué, pero callado, en un silencio absoluto. Podía ser la sorpresa, podía ser terror, podían ser mil cosas, pero Slade Wilson no había dicho nada durante 5 minutos.
 
Y la pelea no podía parar, Kuja soltó un par de patadas laterales con su pierna izquierda, mismas que apenas hicieron mella en los robles que tenía por piernas el afroamericano. Soltó una más al abdomen, su rival intento sujetarle la pierna pero fue esta vez lento y tuvo que apechugar el impacto en su zona media, sin embargo, comenzaba a cansarse del juego de patadas del Mortarca, por lo que busco con pasos lentos acorralarlo. La zona era muy pequeña y quienes formaban el circulo no habían un ápice de moverse un centímetro cuando los luchadores se les acercaban, así cuando Kuja dio un paso atrás en lateral, se topó con manos que lo empujaban al frente, sin poder hacer nada le giraron la cabeza de un golpe de izquierda con todas las fuerzas del hombre de raza negra, que continuo con uno igual pero de derecha y remato con la combinación de izquierda. El Mortarca De La Sangre se fue de cara a la tierra esta vez sin meter las manos y con la boca abierta. Trago tierra y debido a lo pegajosa que estaba la sangre de su rostro, se le pego la tierra a la cara. Parecía que eso sería todo, el afroamericano sonrió, grito y levanto los brazos ante la locura de su público, de los que habían apostado por él y la rabia de los pocos 3 tipos que habían apostado por Kuja. Sin embargo, el júbilo se transformó en sorpresa cuando todos vieron como The Best Ever lentamente se ponía de pie y su rival que le había dado la espalda se giraba para encararlo.
 
Era increíble como podía mantenerse de pie, sucio de todo el cuerpo levanto las manos con dificultad y le hizo un ademan al negro de que fuera por él. Este furioso embistió con violencia, gancho de derecha, jab de izquierda y volado de derecha. Mandando nuevamente a Kuja al suelo, nuevamente gritos, nuevamente festejos, nuevamente sorpresa… Nuevamente El Mortarca se ponía de pie, esta vez con mayor dificultad. Su rival no podía creerlo, verlo ponerse de pie era un insulto para él, sentía que lo humillaban… Pero el otro estaba ahí, de pie, con las manos colgando por la falta de fuerza para levantarlas, pero con una sonrisa, una sonrisa de idiota, una sonrisa que le decía que lo estaba disfrutando, una sonrisa que casi rayaba en el placer… No podía permitirlo.
 
El afroamericano volvió a ir con violencia, lo levanto con una facilidad pasmosa y lo arrojó al suelo, se arrodillo sobre él y soltó dos golpes, uno a la nariz que comenzó a sangrar y otro a la mejilla, se volvió a poner de pie y levanto los brazos, seguro de que era el final. Kuja casi muerto se giró sobre sí mismo, intentando ponerse de pie, la lucha estaba a punto de ser declarada como finalizada, pero no se podía hasta que el Mortarca demostrara no poder levantarse, ya que nadie estaba ahí para ser bueno o misericordioso, si el combate tenía que acabarse con uno de los rivales muertos, así seria. Kuja se apoyó en sus dos manos y rodillas, intentando ponerse de pie, casi no podía, los brazos le temblaban, pero parecía dispuesto a todo con tal de no rendirse.
 
Esos segundos fueron eternos, Wilson le miro, atónito. Se preguntó por un segundo donde estaban Sephiroth y Cloud y porque demonios no se metían para detener esa masacre. En otro segundo se preguntó porque la lucha seguía, Kuja evidentemente no podía más. Se preguntó porque se intentaba poner de pie, que no podía aceptar que estaba muerto? Finalmente, estallo. Todos a su alrededor gritaban, pero el grito del campeón sonó encima de todos, en una mezcla de furia y posible compasión.
 
- Quédate en el piso maldita sea!!!
 
El grito desesperado causo que todos quienes le rodeaban se callaran… Una razón, por la impresión de ver a Slade gritando así. Todos lo conocían, sabían que se enfrentaría a Kuja, si llegaba, en Hardcology, y no podían creer que se preocupara por su rival. El segundo motivo, casi por el mismo peso, increíblemente y a pesar de todo, El Mortarca se estaba sobre sus rodillas, poniéndose de pie. Slade no podía creerlo, que clase de suicida hacia eso? Que no pensaba en su carrera? En su vida?! Su desesperación llegaba casi al extremo. Pero Kuja no se rendiría, no era de esos.
 
Se puso de pie, levanto los brazos y grito:
 
- C’mon nigga! I WANT DIE!!!
 
Levanto los brazos y espero. El negro lo miro y sonrió, si quería morir, tendría que matarlo. Kuja en guardia lo espero y en una fracción de segundo, dirigió su mirada a Slade Wilson, por primera vez en toda la noche. Fue solo de reojo, pero Slade lo supo, lo vio… Y por vez primera también, sintió verdadero horror.
 
El afroamericano se lanzó contra su oponente, soltó un derechazo que le giro la cabeza al Mortarca, pero este aguanto esta vez y antes de recibir la combinación de izquierda, se cubrió con una mano, anticipo cualquier golpe soltando 3 puños rápidos al abdomen del negro, la fuerza que iban en ellos era pura adrenalina, la misma que evitaba que Kuja cayera muerto… El impacto fue tal que el rival no pudo evitar doblarse un poco, entonces de un salto, fue conectado con tremendo rodillazo a la quijada, la rodilla le cerró la boca y le partió los dientes. El negro los escupió y comenzó a sangrar de la boca, intento reaccionar con un volado de derecha que encontró el aire, El Ángel De La Muerte acorto cualquier distancia y soltó 2 golpes con toda su fuerza al ojo ya cerrado del otro, que ya no podía verlos venir. Los puños iban casi con el objetivo de hacerle perder el ojo y lo doblaron aún más. Otro rodillazo, esta vez lateral, a la mejilla y por primera vez el negro visitaba el suelo. Coloco sus manos para evitar la caída e intento ponerse de pie rápido, pero ya no sabía de donde le venían los golpes. Una patada al abdomen que le saco el aire y luego una patada despiadada directa nuevamente a su mentón, le levanto la cabeza y le giro el mundo, estaba por caer, sin embargo a pura fortaleza se mantuvo en una rodilla intentando ponerse de pie.
 
Los gritos de los presentes, antes llenos de rabia y jubilo cambiaron a odio, frustración e insultos, estaban perdiendo su dinero, ya que conocían a Kuja y su calidad, sin embargo estaban seguros que su ida a la lucha libre le había hecho perder su habilidad y el hombre que estaba siendo derrotado era el campeón actual de esos círculos de la muerte. Le gritaban a su Campeón cuantas veces se habían cogido a su madre y si no quería que se la cogieran otra vez, tenía que ponerse de pie. Pero era imposible, el hombre no tenía oídos para escucharlos, había perdido casi el sentido de la orientación a causa del último golpe que había recibido justo en su oreja derecha. Desesperado, con ambas manos alejo a Kuja de él, empujándolo, pero este no pararía ahora que era su momento.
 
Y saco a relucir sus armas de lucha, corrió y conecto una patada estilo Shining Wizard, el negro perdió sus sentidos. Se alejó e imitando a Sephiroth, un Avada Kedavra a la mandíbula, el diente frontal de su rival salió volando y se fue de espaldas quedando sentado, siendo terminado con un Running Knee Strike al estilo de Cloud, justo en la nariz, que se rompió en pedazos y causando al negro una hemorragia inmediata. Cayó de espaldas casi muerto, el público enmudeció, como enmudeció The Best Man Who Ever Walk On The Earth. Con la boca abierta, incapaz de creer lo que acababa de presenciar, simplemente se quedó helado.
 
Kuja tiro los brazos a sus costados, no podía mas. Su rival estaba inconsciente y a pesar de los gritos de quienes estaban cerca de que supusiera de pie, era imposible, los golpes habían sido bien elegidos para desorientarlo y orillarlo a la inconsciencia, ahora con la hemorragia en su nariz y tirado boca arriba, no pasaría mucho antes de que comenzara a ahogarse con su propia sangre y muriera si nadie lo giraba o lo ponía de costado. Los insultos comenzaron a caer, papeles de quienes habían apostado al negro salieron volando, ahora inútiles, y los pocos que confiaron en El Ángel Oscuro aullaban de alegría. Slade, seguía completamente en silencio.
 
De repente y para sorpresa de todos, Kuja camino directamente hacia Slade Wilson, con la cara y el cuerpo lleno de sangre y tierra, con las vendas de sus manos rojas, con la venda de su muslo manchada de todo… Camino hacia él y lo encaro. No dijo una sola palabra, no sonrió, no hizo nada… Solo se puso apenas a centímetros del Campeón con una determinación en sus ojos nunca antes vista. Y extendió los brazos.
 
El Ultimo Regalo De Dios solo lo miro unos segundos, incapaz de sostener la mirada ante la horrible figura sanguinolenta que tenía frente a él, así que cambio su vista hacia la derecha. Solo para ver dos figuras negras paradas encima de un auto, con la luz que alumbraba el círculo de la muerte detrás de ellos, lo que permitía que El Campeón solo pudiera ver siluetas cruzadas de brazos… Pero ambas con el pelo largo… Sabía que le observaban y sintió dentro de sí una combinación de miedo y respeto.
 
Volvió su mirada a Kuja que seguía imperturbable y el silencio de esos segundos era eterno. Y Slade supo en ese instante que no podía más, que tenía que salir de ese infierno, de ese agujero de mierda y muerte… Tenía que largarse lo antes posible… En su mente, no cabía todo lo que había presenciado esa noche… Bajo la mirada y sin devolverla a Kuja, comenzó a caminar hacia atrás, la gente comenzaba a disiparse así que se le abrió paso fácilmente… Tras unos metros se dio la vuelta y camino más rápido, sin levantar la mirada sobre su hombro… 

Si lo hubiera hecho habría visto que Kuja permanecía en la misma posición, habría visto como el negro sobre el suelo comenzaba a toser y a tener arcadas al ahogarse con su propia sangre, y habría visto como las sombras sobre el vehículo bajaban y se mezclaban entre la gente caminando hacia él.
avatar
Kuja
UXF
UXF

Mensajes : 3206
Reputación : 158
Fecha de inscripción : 30/07/2016
Edad : 28
Localización : El Tartaro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome To My World

Mensaje por Slade Wilson el Lun Dic 05, 2016 1:02 pm

Slade no hizo más que caminar, ¿caminar? Sí, caminar. El campeón mundial de UXF no corría porque no podía, sino ya estuviese a metros de distancia más lejos de ese círculo donde había visto cosas... Cosas que jamás pensó vería en su vida. El caminado de Slade era torpe y lento, tenía cuidado de lo que podía pisar y también iba pensativo sobre lo que había visto, bueno; había mucho que pensar. 
Parecía en ese momento que nada peor podía pasarme, exacto, PARECÍA. Ya que continuaba caminando, buscando una manera de salir de ese lugar, si es que la había. Trataba de dirigirse a alguna persona para que lo ayudase a irse, pero sinceramente no podía confiar en nadie en ese momento, estaba solo contra el mundo y las intenciones de Kuja no habían parecido las mejores, sin duda no querían ayudarlo a irse; pero tampoco parecía que quisiese que se quedase, ya ni siquiera sabía qué creer o pensar. Llegó a donde se encontraban el mayor número de autos, pero muchos de ellos desaparecieron de un momento a otro, el espectáculo se había acabado y sin duda era el momento de partir para todos, pero en ese momento todo daba entender que no para Slade, aunque de la nada…

¡Oye, Slade!

Escuchó su nombre, la voz era conocida, pero por los nervios casi había sonado como si el mismísimo diablo le hubiese hablado por lo que el campeón de UXF continuó con su camino, que en sí era un laberinto sin salida.

¿Qué pasa? ¿Por qué no te hizo caso?

No sé, pero hay que seguirlo. Se ve asustado.

Ese era el chiste de todo esto, idiota.

Cállate y corre.

Ambos portadores de esas voces comenzaron a correr, su misión era alcanzar a Slade pero este obviamente no quería ser atrapado así que con toda dificultad comenzó a correr, sin importar todo lo que estaba pisando en ese momento. El riptus de dolor era notorio en el rostro de El Mejor Hombre que ha Caminado sobre la Tierra, pero este no tenía ni cerca de pasársele por la cabeza el hecho de detenerse.

¡Deja de correr, idiota!

No era la primera ni la última persona que lo llamaría de esa manera, tan fácil que era decirle de quién se trataba, pero simplemente preferían atormentar un poco más la mente del campeón mundial que huía como niño pequeño de los matones de la escuela.

Maldita sea, haz algo, ya se está yendo muy lejos.

¡Slade, maricón! ¡DETENTE!

Slade comenzó a correr ahora sí, había llegado a un punto en el que no le importaba sobre qué caminaba o qué pisaba, pero finalmente había obtenido una buena distancia en comparación de sus perseguidores.

Muy bien hecho.

¿Yo qué iba a saber que escaparía?

¿En algún momento te pasó por la cabeza decirle que somos nosotros para que así se detuviera rápidamente?

¿Eso qué tiene de divertido?

Finalmente, los dos llegaron a un acuerdo, dejarlo correr un poco, volver por un auto y finalmente alcanzarlo para que por fin fuese libre, o que al menos él crea que ya lo es.
Por lo mientras el campeón mundial de UXF corría por el pasto, tierra y agua que se encontraba en ese terreno formado por hectáreas y hectáreas de lo ya mencionado, parecía que no tenía fin; pero Slade sólo quería encontrar tierra firme, una carretera, una persona decente o lo que sea. No estaba en situación de ponerse quisquilloso, pero al menos ya sabía que ya no lo estaban persiguiendo, en ese momento. Así que siguió caminando tranquilidad, aunque esa tranquilidad había sido interrumpida por un sonido fuerte.

¡Arranca, arranca!

Cálmate, no pudo haber ido muy lejos. Sus pobrecitos pies no pueden tocar un poco de suciedad y mierda.

El mayor de ambos aceleró, no lo más que podía aún con la presión de su hermano menor, este sonido había alterado todos los sentidos del cuerpo de Slade, provocando que corriese de nuevo, ¿para qué? Un hombre con miedo y descalzo no llegaría muy lejos ante la maquinaria de este automóvil, que curiosamente era en el que fue raptado el campeón, así que el esfuerzo de Slade fue en vano. En menos de dos minutos el auto se encontraba a las espaldas de un indefenso Slade que simplemente se detuvo y colocó sus manos sobre su nuca.

¡No me hagan daño! Tengo dinero, pueden llamar a Red SkuLL y les dará lo que le pidan.

¡Cállate, estúpido!

Slade, nadie quiere tu dinero.

Pero…

Sephiroth y Cloud se sentaron sobre el cofre del automóvil mientras veían a Slade que sin duda estaba molesto por lo que había pasado. En otra situación se habría lanzado sobre ellos o algo por el estilo, pero ahora el portador del UXF World Heavyweight Championship estaba cansado y con ganas de finalmente volver a casa, había sido una noche sumamente larga.

Podrían simplemente llevarme a mi casa, por favor.

Vaya, pero, ¿qué ha pasado con tu actitud, Slade?

Creo que la dejo olvidada junto a sus pantuflas súper caras.

No me digas que un par de golpes y sangre te asustaron, Champ.

Esperen, ¿ustedes vieron eso? ¡Sí! Eran los dos siluetas que vi hace un rato.

Vimos, participamos, vivimos. Un poco de todo.

O sea, me están diciendo que vieron la golpiza que recibió su hermano y se quedaron tranquilamente sin hacer nada.

Son las reglas, Slade, no podemos interferir y nuestro hermano no habría querido eso. Hubiese preferido morir a que lo hubiésemos ayudado.

Sí, saben, ya estoy cansado de eso de querer morirse.

¡Cállate, Slade!

¿Qué te pasa, chico?

¿Chico? ¡Tenemos la misma edad!

No lo creo.

Créelo.

No lo creo.

Créelo.

No lo…

¡Ya cállense los dos! Parecen un par de niñas discutiendo por estupideces.

Un silencio se formó entre los tres después de este último comentario, Slade tenía demasiadas dudas, más de las que había tenido antes en cualquier momento de su vida y las ganas de preguntárselas a cualquiera de ellos dos eran enormes, pero sabía que sería todo en vano. Ellos nunca hablarían de eso y menos delatarían a su hermano.

¿Y bien?

¿Bien qué?

¿Qué? ¿Cómo que bien qué? ¿Qué hacen aquí? ¿Por qué me seguían?

Demasiadas preguntas, Slade. Relájate.

¿Cómo me puedes pedir que me relaje después de todo lo que vi?

¡No has visto nada! ¡Cállate!

¿Otra vez tú?

Ya, los dos, de nuevo. Ten.

Le lanzó las llaves del auto en el que habían llegado. Slade, por la desesperación y la plática, en el momento tardó en darse cuenta de que se trataba del mismo auto en el que había llegado a ese lugar. Irónico o no, Slade no estaba para palabrerías o conversaciones casuales. Necesitaba huir. Así que simplemente les pidió que se bajasen del cofre, ya que quería irse a casa. No sabía el camino o dónde estaba, pero encontraría la manera de huir.

Las manos del campeón temblaban mientras trataba de sujetar de manera firme el volante, apenas y podía pasar saliva. Y es que era en estos momentos de soledad y silencio donde todo se le venía a la mente. Mil y un ideas pasaban por su cabeza, había llegado a un punto en el que él solo se atormentaba.

“En qué mierda me estoy metiendo. Había visto cosas locas por todo el mundo y ya ni se diga en el ejército… Pero, esto simplemente no tiene precedentes. ¿Cómo puede haber gente que haga esa clase de cosas? Maldito Kuja, mierda. Está loco ese cabrón”.

Por ningún momento pasó por la cabeza de Slade el hecho de rendirse o negarse a pelear contra Kuja, simplemente su perspectiva ahora era completamente diferente.

“No pasa nada, Slade. Tranquilo. No es la primera vez que te enfrentarás a un loco, por supuesto que no. Simplemente tienes que mejorar tu estrategia, tienes que cambiar tu manera de luchar para el combate de él. Si lo pienso bien, ahora tengo una ventaja. He visto a lo que es capaz este tipo, más él no sabe prácticamente nada de mí. Su pierna está sumamente herida, puedo guiar mi ofensiva hacia esa zona, sí. No está tan mal todo esto”.

La mentalidad parecía cambiar segundo tras segundo, sí, Slade Wilson se estaba colapsando por dentro.

“Pero, no sólo me estoy enfrentando a él, sus hermanos también serán un detonante más en todo esto. Estoy en la mira de todo el mundo y Red SkuLL ya no me ayuda, está enfocado en esta mierda de Joe Raine. Estúpide Raine, esto también debe de ser tu culpa. Maldita sea, ¿acaso estoy entrando en pánico? No, no. ¡Vamos Slade! Puedes con esto y más”.

¿Paranoia? Más o menos, el campeón estaba sufriendo mientras manejaba, quería encontrar un pueblo, una ciudad o algo por el estilo y parecía que sus suplicas finalmente tendrían una buena respuesta.

Al fin.


Finalmente pudo ver la ciudad donde se encontraba su casa, habían sido muchas horas, pero para él habían sido días. No podía creer que había gente como Kuja que vivía en un mundo así, era algo increíble. Un hombre se había ido y otro había vuelto, pero Slade estaba más seguro que nunca que en Hardcology callaría todas las bocas y finalmente lo verían como el gran campeón mundial que es. 
avatar
Slade Wilson

Mensajes : 1743
Reputación : 70
Fecha de inscripción : 30/07/2016
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome To My World

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.