Ultimate Xtreme Fighting
Inicia sesión en la mejor liga de lucha virtual de foroactivo.

The Ashen One

Ir abajo

The Ashen One

Mensaje por Cloud el Miér Jun 07, 2017 2:18 am

“Do-donde… Dónde estoy?” piensa un hombre mientras abre lentamente los ojos. Al inicio, una luz cegadora no le permite ver con claridad. Pero, pronto la luz de sus ojos disminuye, y todo eso que más allá de su nariz era borroso, comienza a ganar nitidez.
 
Se encuentra en el centro de una sala enorme, adoquinada completamente. El suelo de color azul, las paredes y el techo de color rojo. Mira hacia arriba, el lugar esta adoquinado hasta la cima. Se da cuenta que está dentro de una gran cúpula. No se puede mover, “Que demonios?” piensa. Esta sentado, atado con cadenas de pies y manos. Sus manos en el respaldo, sus pies directamente a un par de armellas clavadas en el piso.
 
Entro en pánico con rapidez. Comenzó a forcejear en un intento inútil de zafarse. Tardo un par de segundos en darse cuenta de que era imposible. Intento gritar, pero nada salía de su boca. En su mente, cada palabra se dirigía correctamente hacia su garganta y su lengua hacia los movimientos idóneos, pero no emitía un solo sonido.
 
Fue la media hora más larga de su vida. Gritando sin gritar. Forcejeando sin posibilidad. Mirando a su alrededor sin esperanza. No podía hacer nada. Y la desesperación comenzaba a volverse pánico… Y el pánico se representa llorando.
 
“Todo está per…” un sonido interrumpió su pensamiento. Miraba sus pies descalzos cuando escucho una enorme puerta de metal cerrándose. Sintió miedo de levantar su cabeza, pero tenía que hacerlo. Y se arrepentiría de ello. Vio a un hombre alto, más de 1:80 caminar lentamente hacia él. El piso adoquinado resaltaba sus pisadas, con un eco que la sala cupular hace insufrible. Tiene el pelo largo, color castaño, va vestido con un traje gris, unos lentes oscuros, algo extraño en su frente, una banda? Sí, eso parece. Parece un tipo serio. Lo conoce? No. Nunca lo ha visto. Otra elección a poste de El Mortarca De La Noche. “Quien es este? Que quiere? Me va matar?” No quiere volver a perder la calma. Tal vez es solo un secuestro, “Si quiere dinero puedo llamar a mi tío Hernan, él tiene dinero, hará esto por mi… Si lo hará no? Si, debe de hacerlo!” Esta dudando, no puede dudar. Cada vez está más cerca, puede oler su perfume. Le parece familiar. Lo ha olido alguna vez antes.
 
“Quién eres?” pregunta, su boca se abre y sale aire. No puede creerlo. Por qué no puede hablar? Le sonrió? Si, sonrió al ver su intento inútil de hablar. Esta justo frente a él. Camina hacia atrás, no puede voltear tanto la cabeza y lo pierde de vista unos segundos. No puede ver, pero si oír. Un sonido metálico. Una especie de bandeja. Un carrito? Si, escucha las ruedas moverse. “Parece que solo fue por eeeeee……” la aparente tranquilidad comienza a volverse terror. El hombre de pelo largo fue por un carrito que sostiene una bandeja, llena de cosas que no quería ver. Agujas, pinzas, tijeras, cuchillos, bisturís, un par de manoplas, eso es una batería de auto? Qué demonios?! Comienza a moverse y revolverse en su silla y sus amarres. Mira abajo desesperado, se da cuenta que la silla esta fija al suelo con cintas de cuero clavadas directamente al adoquín. El pánico aumenta, intenta gritar! Pero solo un resoplido raro sale de su boca.
 
Tranquilo, tranquilo –Dice el hombre- No te hare nada que no te vaya a gustar. Solo quiero que nos divirtamos juntos hoy! Vale? Mira, te diré un secreto para que confíes en mi –El de pelo largo se acerca a la bandeja y toma una aguja llena de un líquido transparente, puede verlo moverse mientras presiona la jeringuilla levemente. Se la acerca a los ojos- Me da pereza explicar la terminología científica, pero para que puedas entenderlo, esto es un líquido que, si te lo inyecto directamente en la garganta, suprime la función de las cuerdas vocales, lo que hace que no puedas decir nada durante unas 2 horas. Después, poco a poco recuperas el habla, entiendes? –Asiente con la cabeza- Vale… Así que, si me disculpas –Lo toma con fuerza del pelo y le levanta la cabeza, obligándolo a mostrarle el cuello- No me gusta que mis amigos griten mientras quiero hablar.
 
Intenta forcejear de manera inútil. Ve de reojo como la jeringuilla se acerca a su garganta y siente la aguja traspasar su piel. Luego, un ardor horrible, como lava corriendo por su tráquea.
 
Has pensado alguna vez en tu infancia? Tus sensaciones, tus palabras, tus emociones… La recuerdas con alegría? Yo pienso muy seguido en ella. Mis hermanos lo hacen inevitable. No solo ellos, Él también.
 
“De que habla? Quien es Él?”
 
Pero, cada vez que la recuerdo, no puedo evitar sentirme molesto. Una extraña combinación entre molestia y triste. No me gusta mi infancia, fue muy dura. Por suerte, mis hermanos existían para hacerla más soportable. Era raro sabes? Los demás niños se alejaban de mí, y cuando se acercaban, les pegaba. No me preguntes porque, no lo sé, solo tenía un deseo irrefrenable de golpearlos. Recuerdo que era muy callado y eso me traía problemas. Todos piensan que pueden abusar del callado, pero porque te digo esto? Seguro lo sabes no? Tienes pinta de que eras de esos. Lo diferente conmigo, es que cuando me hartaba de ser callado, no podía dejar de gritar. Es difícil no gritar mientras golpeas a alguien en la cara.
 
Pero, las cosas cambian. Al convertirse en adulto… Uno deja muchas cosas atrás. Yo deje varias cosas atrás. Deje de ser callado y recluirme en mi mismo, comencé a hablar más, es divertido hablar. En especial cuando el otro no habla. No me mal intérpretes, estoy seguro que tienes cosas muy interesantes que decir, solo que… No me importan. Pero como te decía, creo que madure, ya no sufro por el pasado, porque mi presente es mejor. Y las vistas de mi futuro me inspiran a continuar. Se lo que pasara… Y me gusta, eso es lo bueno de tener muchos ojos. Las personas que nos ven creen que siempre debemos dar miedo y ser creepys, a veces no entienden que no somos demonios, también somos personas, entiendes lo que quiero decir?
 
El hombre amarrado lo mira sorprendido, con los ojos muy abiertos. No entiende una mierda de lo que está pasando, ni de lo que el otro le está diciendo. Tampoco porque se lo dice. No intenta hablar, ni piensa demasiado. Vacío mientras busca comprender.
 
La cosa es, que mí pasado cambio debido a la esperanza. Mi hermano dice que nunca vio mis ojos brillar tanto como la primera vez que me hablo de Él. Yo no lo sé, no puedo ver mis propios ojos. Pero creo en su palabra. El problema de la esperanza, es que es peligrosa. En exceso, se vuelve lo opuesto a la desesperación. Se vuelve algo tan abrumador que puede llegar a consumirte –Algo pasa, como un tick. Mueve su cabeza hacia un lado, se puede ver como cierra los ojos debajo de los lentes oscuros. De repente los abre, algo ha cambiado- Y entonces… Que te estaba diciendo? Olvídalo, no importa. A veces hablo de más.
 
Dime, sabes lo que es Uroboros? –Tiene miedo, le acaban de inyectar algo raro en la garganta… Y ese repentino cambio en su actitud, no, algo no está bien. Se sume en su propio mundo, intenta pensar, desentiende la pregunta, no le importa que putas es Uroboros- Eres igual que él! Contesta con un demonio! Que no escuchas que te estoy preguntando algo?! “Que mierdas le pasa a este imbécil?”- Crees que porque no puedes hablar puedes ignorarme? No! Contesta mierda! Sabes que es Uroboros o no?!
 
El tipo en la silla, desesperado, le mira raro, con molestia, rayando el odio.
 
Al menos mueve la puta cabeza cuando te hablo! Eres igual que él! Igual que Slade que tampoco hablaba! Como se atreve el hijo de perra a quedarse callado en mi programa? Quien se cree?! Se cree muy importante para hablar conmigo? Se cree que no lo merezco? Yo le enseñe quien es el importante! Le gane! Hijo de puta… Y tu… Tu eres igual!
 
“Quien es Slade? Que le pasa? Por qué me habla así?” Simplemente no entiende nada. Ni le importa entenderlo. No sabe quién es Slade, no sabe quién es Cloud. “Que quiere decir con que le gano?” En su vida ha visto una lucha y desconoce aún los detalles básicos de la cultura popular sobre esta. Jamás ha visto a un luchador. El Mortarca siempre hace bien sus elecciones.
 
Ah, pero que tonto soy, seguro no tienes idea de quién es Slade. Mira –Mete una mano a su bolsa y saca una serie de fotografías impresas recientemente. Se acerca al hombre, coloca una mano sobre sus hombros y le enseña las fotografías, una por una, al mostrarla, la desecha arrojándola y pasa a la siguiente- Este es Slade, Slade Wilson se llama. Aquí está en sus entradas, aquí luchando vs Scott Bass, fue la noche que perdió el Campeonato Mundial sabes? Ah ah! Y en esta es su lucha contra mí la semana pasada! Pero esta, es mi favorita! Vivimos un momento muy íntimo –Le muestra la foto cuando secuestro a Slade junto con Sephiroth, Wilson está amarrado en el asiento de atrás, sin camisa, usando unos pants, pero su cara no se ve, puesto que tiene una bolsa amarrada- Ah! Como recuerdo esa noche! Fue ese día que supe que él era diferente… Que era especial y divertido!
 
“Este tipo está loco, que demonios es esto? Este tipo que es? Luchador? Boxeador? Si, debe de serlo por la foto del cuadrilátero… No entiendo nada… Mierda!!” Se exaspera. Está muy confundido, las cadenas en sus pies y manos comienzan a molestarle. No sabe qué hacer, pero por alguna estúpida razón se siente tranquilo. Los objetos cortantes de la bandeja y la inyección lo habían puesto nervioso, pero no le está haciendo daño ni parece que lo hará. Entonces, sin pensarlo, se relaja. Tal vez solo sea un loco que quiera asustarlo.
 
Estoy tan emocionado! Dime, sabes lo que es Uroboros?
 
El tipo le vuelve a mirar confundido. No sabe que quiere decir. Cloud, sonriente, cambia su gesto tras un par de segundos. Su sonrisa desaparece y se vuelve una mueca de rabia.
 
Te dije que me contestaras con un demonio!! Mueve la puta cabeza!! –Le da un golpe terrible con el puño en la mejilla que le mueve la cara- Así!! Carajo así!! –Le da otro golpe- Entiendes como debes de mover la cara si te pregunto algo?! –Otro golpe, esta vez de abajo hacia arriba, le hace chocar los dientes en su boca y casi se los rompe- Y así mueves tu puta cabeza si la respuesta es si! Entiendes? Entiendes?! Te estoy preguntando si entiendes, mierda!! –No le da tiempo de contestar antes de darle otro golpe, y otro- Carajo!...
 
No puede pensar, su cabeza está procesando el dolor.
 
Lo siento, me exalto con mucha facilidad. Es que no puedo soportar que las personas no me contesten. Porque me recuerdas a Slade y es insoportable sabes? No eres él… –Cloud suspira- Así que, te lo preguntare por una última vez… Sabes lo que es Uroboros?
 
El tipo, casi sin entender nada, con miedo a que le vuelvan a pegar, mueve la cara con rapidez, señalando que no lo sabe.
 
Ves? Era tan difícil? Te explicare. Uroboros, representa el tiempo, un tiempo destinado a terminarse. Como el reinado de Slade. Un tiempo que por mucho que intentes detenerlo, se aleja irresistiblemente. Y cuando el tiempo se acaba, lo consume todo, hasta que no quede nada, salvo cenizas y oscuridad. Ahora, lo entiendes? –El sujeto asiente con premura- Así me gusta. Sabes que pasara cuando solo queden cenizas y oscuridad? Nosotros caminaremos sobre la tierra. Yo seguiré caminando sin detenerme. Porque no puedo ser consumido por nada. I'm The Living Flame ... I'm The Burning Coal... I'm The Ashen One. Me entiendes? Represento el fin de una era… Y el comienzo de otra. Eso es lo que me emociona!
 
Recuerdas lo que te dije al principio? Mi pasado me entristece, mi presente me alegra y mi futuro me emociona. Y me emociona más, porque Slade está en él. Sabes lo que eso significa? No? No? Bueno, yo sí! Significa que yo apagare su llama! Yo lo consumiré! Hare que solo sea un pedazo de fuego más consumido por el Uroboros! No tienes idea de lo divertido que será!
 
“De que putas habla este pendejo? No entiendo nada, joder” piensa desesperado, siente un ardor en su mejilla. “Que quiere decir con lo del fuego? Debe ser un piromaniaco de mierda” Ha decidido que no se romperá ante Cloud, debe mantenerse fuerte, eso lo ayudara. No tiene sentido discutir con un demente, lo mejor es simplemente dejarse llevar con su corriente, hasta que, irremediablemente, el rio tome otro cauce. Ese será su escape, está seguro de ello.
 
Las personas no me entienden –Habla con un pequeño dejo de tristeza- Yo solo quiero… Jugar… Y divertirme. Por eso es que te tengo aquí, para jugar contigo. En especial porque solo eres una especie de… Aperitivo. Como una dona. Me encantan las donas. Servirás para calmar un poco mi hambre.
 
Dime, sabes por qué te tengo aquí? –Niega con la cabeza- Estas aquí porque no me conoces. Porque nunca en tu vida me has visto. Ahora, sabes por qué estás aquí? Específicamente en esta habitación –El Mortarca extiende los brazos un poco, simbolizando lo extenso del lugar. El encadenado vuelve a negar- Esta es mi habitación especial, no es genial? Si, si lo es. Sé que te gustara.
 
Cloud camina hacia la bandeja.
 
Tienes miedo?
 
El tipo se queda paralizado.
 
Preguntare otra vez… Tienes miedo?
 
“No… No tengo miedo! No tengo miedo de un puto loco como tú!” grita en sus adentros, aun con los ojos muy abiertos y la expectación en su rostro, niega con la cabeza.
 
Bien… Yo te hare sentir miedo. Jugare contigo antes de traer a Slade aquí.
 
“No dejare que me asustes” piensa con determinación. Su rostro cambia. Está decidido.
 
Me gusta tu rostro.
 
Tras pensarlo mucho, toma las manoplas y se coloca una en cada mano. No quiere acabar rápido. Camina hacia su víctima y se coloca en frente de él, acaricia su rostro. Puede sentir el metal rosar su piel. Se estremece. El metal está muy frio… Y su mano demasiado caliente.
 
También por eso te escogí… Te pareces mucho a él. Quería traerte aquí desde que nos conocimos. No, desde antes incluso de conocernos. Desde que te soñé.
 
Comienza a caminar sin quitar el rose de su rostro, hasta ponerse a sus espaldas.
 
Así que, por favor… Ya que estamos aqui... No me decepciones. No lo harás verdad?
 
“Me… Parezco… A él?... Mierda… El de las fotos! Me di cuenta que… Pero creí que solo era mi imaginación… Mierda… Mierda… Que me va a hacer?” Amenaza con romperse, pero saca fuerza. “No, tienes que ser fuerte, no dejes que este lunático te rompa, eres más fuerte que él!”
 
Cloud inclina su cabeza levemente sobre él, para mirarlo a los ojos. Su mirada y su sonrisa reflejan… Ternura?
 
Me gustas… Tienes hasta su actitud… Pero también te romperás… Igual que él!
 
Le da un golpe de arriba hacia abajo justo en la nariz, se escucha un crujido. Se gira y vuelve a colocarse de frente, comienza a golpearlo en el estómago. La silla se mueve por la fuerza de los impactos, pero es imposible que caiga.
 
Vamos! Juguemos!
 
Golpe. Golpe. Golpe.
 
Así! Así! Así! Si!! SI!!
 
Golpe. Golpe. Golpe. Golpe. Golpe.
 
Aguanta!! Aguanta!! AGUANTA!! AGUANTAAAAA!!!
 
La voz de Cloud se rompe. Enloquece. Deja de golpear el cuerpo.
 
No te vas a romper verdad? 

Vas a aguantar?
 
Mira al hombre. Este, intenta enderezarse. Hay orgullo en su mirada, pero solo oculta su temor.
 
Cuanto más fuerte sea tu mente… Peor será tu tortura.
 
Ahora, vamos! Dame un concierto!! QUIERO OIRTE!! QUIERO OIRTE GRITAR!!!
 
Cloud comienza a golpearlo en la cara y en el cuerpo.
 
La enorme habitación adoquinada en forma de cúpula, resalta el eco. El eco de los golpes vacíos, de la silla de madera retorciéndose en sus amarres. De las cadenas al temblar. El hombre no grita, aun no puede gritar. La respiración de Cloud es agitada.
 
Todo se difumina. Está perdiendo el conocimiento. Lo último que alcanza a escuchar es una palabra que le quedara marcada…
 
Aguanta… Aguanta… Aguanta…
 
Todo se pone negro.
avatar
Cloud

Mensajes : 400
Reputación : 29
Fecha de inscripción : 11/10/2016
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.